Banco Santander es condenado a devolver 500.000 euros a un matrimonio jubilado por la compra de obligaciones subordinadas de Banco Popular en 2011.

CONTACTO
Descargas