Reclamación de legítima

Herencia y Sucesiones

La legítima confiere por ley a determinadas personas el derecho a obtener en la sucesión de un causante un valor patrimonial concreto. La cuota legitimaria varía dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se esté y la legislación que se aplique.
Durán & Durán Abogados

¿Cómo reclamar la Legítima?

En los supuestos en los que el legitimario haya sido desheredado, que, directamente, no se le haya abonado la legítima una vez abierta la sucesión o que entienda que el valor total otorgado al caudal hereditario es inferior al que realmente tenía –motivo por el que su cuota de legítima es inferior a la que le correspondería con otra valoración-, tiene la posibilidad de reclamar judicialmente su cuota de legítima contra el heredero o herederos del causante.

Cabe aclarar que el pago de la legítima lo debe realizar el heredero o la persona que el causante haya establecido en su testamento, en este caso para los supuestos de tratarse de una sucesión testada, pudiéndose abonar en bienes de la herencia o en dinero, aunque no haya en la herencia.

Cuándo se puede reclamar la Legítima

En todo caso, la Legítima se puede atribuir a través del nombramiento de heredero, la estipulación de un legado o de cualquier otra forma, existiendo la salvedad que la legítima se puede abonar durante la vida del causante mediante determinadas atribuciones particulares realizadas en un tiempo concreto.

Aun realizando un testamento, el testador debe respetar la cuota de legítima que debe dejar a los legitimarios, salvo que, de forma expresa y motivada, desherede al legitimario.

Contactar con un experto






Nuestras sedes

Nuestras oficinas, repartidas por el territorio nacional, le darán el soporte y la confianza necesaria para afrontar cualquier caso.


Síguenos en Facebook

CONTACTO
Descargas