Tienes derecho a formular demanda contra la cláusula suelo que “colaron” en tu préstamo hipotecario, reclamando las cantidades que aportaste de más de manera retroactiva. En virtud de dicha cláusula nula, pese a que bajan los tipos de interés la entidad financiera no rebaja tu cuota mensual del préstamo. Debes demandar y acabar con dicha cláusula. Los Juzgados y Tribunales vienen dictando sentencias anulando y dejando sin efecto las cláusulas suelo incorporadas en los préstamos hipotecarios.

¿Qué son las cláusulas suelo?

Se trata de unas condiciones incluidas en muchísimas hipotecas durante años (especialmente en los años 2008 y 2009 y en adelante hasta hace un par de ejercicios) por las que se fijaba un nivel mínimo de intereses a pagar por el hipotecado con independencia de que la suma del euribor y el diferencial del crédito se situase más abajo de dicho tope. En la mayoría de los casos iba acompañada de una cláusula techo, un nivel máximo que alcanzarían los intereses. Los bancos argumentan que era una forma de darle estabilidad al precio del préstamo y beneficiar así tanto a la entidad como al cliente. Según el sector, es uno de los factores que explican que las hipotecas españolas sean de las más baratas de la Unión Europea.

La Cláusula Suelo o Suelo Hipotecario puede hacer que en una hipoteca de 250.000€ llegues a pagar de más al banco la friolera de 4.700€ cada año (teniendo en cuenta un suelo hipotecario del 4% y un Euribor al 0,5%, en una hipoteca de 250.000€).

En este sentido, desde Durán y Durán Abogados vamos a defenderte argumentando y demostrando el engaño oculto que firmaste sin saberlo en tu hipoteca. Esta cláusula suelo se ha convertido en el desánimo y frustración de muchas familias que ven cómo cada mes están perdiendo casi 400€ por el hecho de no haber sido informados por su banco a la hora de firmar su hipoteca.

El banco está obligado a explicar a su cliente, a ti, de forma clara y entendible qué es esa cláusula suelo y cómo funciona en referencia al Euribor. Normalmente este tipo de cláusulas se suelen encontrar bajo los nombres de “límites a la aplicación del interés variable”, “límite de la variabilidad”, etc. Esta cláusula suelo está descrita en unas cinco o seis líneas (bastante complejas de entender) en las que describen de manera casi encriptada que el tipo de interés estará topado por un suelo (por abajo) y por un techo (por arriba). Ambos topes suelen ser muy altos, por lo que el consumidor, al final, si el tipo de interés es muy alto lo va a pagar con creces y si está muy bajo, seguirá pagando un interés alto porque ha firmado esa cláusula que le castiga en el “suelo”.

Desde Durán y Durán Abogados hemos de decirte en referencia a este tipo de prácticas bancarias que estas cláusulas suelo no tienen razón de ser y que por sentencia judicial están equiparadas a un derivado financiero. Esto nos lleva a poder reclamar, con más razón aún, que la cláusula suelo que firmaste es un completo engaño ya que la persona que os tuvo que explicar este producto o cláusula sabía perfectamente que era abusiva, oculta y que era lesiva para ti. En este sentido, no te preocupes. Eso sí, ocúpate poniendo en nuestras manos tu caso y reclamaremos de manera retroactiva todo ese dinero que el banco te ha hecho pagar de más durante todos estos años. Nosotros te aseguramos la recuperación de lo cobrado indebidamente por tu banco durante todo el tiempo que la cláusula suelo ha funcionado en tu contra.

8 abril, 2016

Reclama las cantidades económicas cobradas de más en aplicación de la cláusula suelo

Tienes derecho a formular demanda contra la cláusula suelo que “colaron” en tu préstamo hipotecario, reclamando las cantidades que aportaste de más de manera retroactiva. En virtud […]

Facebook

LinkedId