Las recientes sentencias dictadas por el Juzgado de Primera Instancia Número 8 de Marbella, de fecha 9 de octubre de 2017 y de 19 de octubre de 2017 dictada por el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, han estimado las demandas interpuestas por DURAN & DURAN ABOGADOS (la primera de ellas a través de su sede en Sevilla), declarando la nulidad de la adquisición de BONOS DE ABENGOA, condenando a CAJAMAR, en el primer caso, y a BANKINTER, en el segundo, a la restitución a los clientes de la totalidad de los importes invertido en BONOS DE ABENGOA, más los correspondientes intereses.

Estas sentencias constituyen las primeras en toda España que establecen la responsabilidad de los Bancos y Cajas de Ahorro por la comercialización de BONOS DE ABENGOA, condenando a las entidades financieras a devolver la totalidad del dinero invertido, CIEN MIL EUROS, en el caso de CAJAMAR, y 50.000 euros, en el caso de BANKINTER, con los correspondientes intereses, y condenando, asimismo, a dichas entidades financieras al pago de las costas del procedimiento.

DURAN & DURAN ABOGADOS sostiene que, al margen de las responsabilidades del Consejo de Administración de ABENGOA, los bancos y cajas de ahorro que comercializaron dichos bonos son los directos responsables frente a sus clientes por haberles colocado un producto tan nefasto.

Las sentencias recaídas constituyen las primeras que establecen la responsabilidad de las entidades financieras por el incumplimiento de sus obligaciones a la hora de comercializar y colocar dichos BONOS DE ABENGOA, condenando a restituir el importe íntegro invertido a los clientes, más los intereses legales.

DURAN & DURAN ABOGADOS afirma que la reclamación a las entidades financieras del importe invertido, cuando incumplieron con las obligaciones imperativas al comercializar dichos BONOS DE ABENGOA, es la vía legal eficaz de la que disponen los inversores minoristas para recuperar su dinero.

Las sentencias dictadas, por el Juzgado de Primera Instancia Número 8 de Marbella y por el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Las Palmas de Gran Canarias, abren la vía para que miles y miles de inversores minoristas puedan recuperar el dinero que han perdido en BONOS DE ABENGOA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

LinkedId